Una fábula, un enigma, y una solución final

English version

La fábula

Aunque todo el mundo conoce la historia, no está de más recordarla: a los Asuras les fue dado el don de construir tres grandes, inexpugnables ciudades-fortaleza, una en la Tierra, la otra en la Atmósfera, y la última en el Espacio Profundo. Las tres ciudades se revolvían como ruedas, cambiaban permanentemente sus posiciones y evitaban a toda costa quedar alineadas, pues habían sido advertidos de que ello ocasionaría su fin. Pero finalmente, tras mil años de incansables permutaciones, parece que sólo les quedaba una que probar, y puesto que todo busca su compleción, finalmente se alinearon. Era lo que Shiva había estado tranquilamente esperando, y sin pensárselo dos veces, el arquero supremo fulminó las tres ciudades de un solo disparo.

El enigma

Continuar leyendo «Una fábula, un enigma, y una solución final»

Devuélvete tu sombra

Todos disponemos de un mágico rayo de la muerte dispuesto a fulminar las cosas que más detestamos. Más aun que dispuesto, predispuesto. Se trata de una animosidad especial, un instinto de destrucción que podemos volcar sobre lo más odioso o lo que nos resulta más peculiarmente desagradable. Naturalmente, en estos nuestros tiempos esa animosidad sólo nos visita en espíritu, por así decir, hace guiños a nuestras intenciones y por momentos nos hace imaginar como dulces acciones que por nada del mundo querríamos perpetrar en la realidad -matar a alguien, aplastarlo con la mayor de las sañas, o incluso torturarlo.

Continuar leyendo «Devuélvete tu sombra»

Come para todos

El mejor pensamiento, la más bella acción son los que más nos aproximan a la gratuidad divina.

Louis Cattiaux

Se dice muy a menudo que para que nuestra vida cambie es nuestra mente la que primero debe mudar; otros, aunque tornen las palabras, dicen en el mismo tenor que el que debe cambiar es nuestro corazón. Sorprende entonces que nadie diga, en esta nuestra civilización tan pretendidamente materialista, que deberían cambiar nuestros vientres -aunque no es que falten ni mucho menos quienes afirman que uno es lo que come. En vez de hablar de dietética o estilos de vida, o entremezclar cosas previamente separadas, intentaré acercarme al denominador común en el que vientre, corazón y mente participan.

Continuar leyendo «Come para todos»

Yahvé y Jehovah

YHWH_Goya.jpg

¿Yahvé o Jehovah? Sabemos que ambas expresiones sólo pretenden transcribir el impronunciable nombre de cuatro letras del Dios del Antiguo Testamento; también sabemos que el uso de la segunda forma surge o al menos se extiende a partir de las primeras traducciones protestantes inglesas. El origen común se presupone, pero a pesar de todo no puede haber expresiones de espíritu más opuesto.

Continuar leyendo «Yahvé y Jehovah»