Acerca de

El deber más alto en el mundo es el buen ordenamiento del mundo, pero en la ciencia moderna, donde “el conocimiento es poder”, todo está al servicio de muy otras prioridades. La dialéctica del señor y el esclavo también se presenta en la relación entre el hombre y la Naturaleza, aunque sería mucho pretender que nuestra posición aquí es la de señor; habría que ver entonces quién es el que pide aquí reconocimiento, y de qué clase. El principio de lo mecánico y el principio de instrumentación son uno solo, pero precisamente porque esto no se advierte, tenemos un intelecto cada vez más servil y embotado, en lugar de una inteligencia más sensible a la unidad natural de las cosas. Aun si el trabajo queda entero por hacer, aquí al menos hemos querido evocar otro horizonte y sugerir otro camino.

The highest duty in the world is the proper ordering of the world, but in modern science, where «knowledge is power», everything is at the service of quite other priorities. The dialectic of master and slave is also present in the relation between man and Nature, although it would be too much to pretend that our position here is that of a master; thus we should notice what is begging for recognition. The principle of the mechanical and the principle of instrumentation are one and the same, but precisely because this is not realized, we have an increasingly servile dull intellect, instead of an intelligence more sensitive to the natural unity of things. Even if all the work remains to be done, here at least we wanted to show other horizon for knowledge and suggest a different path.