METANOIA, CONTINUUM AND QUATERNITY

(This is a translation of the final chapter of the essay “Espíritu del Cuaternario” (Quaternary Spirit))

After so many considerations on science we need to return to a more general perspective.

It was probably as a reaction against the intrinsic idealism of the trinitarian symbol that a number of thinkers of diverse orientation turned in the twentieth century, and especially after the post-war period, towards quaternary schemes as symbols of totality. Jung was maybe the first perceiving the need for this shift, followed later by such well-known authors as Heidegger with his earth-heaven-celestials-mortals quaternity, or the Schumacher of the magnificent “Guide for the Perplexed” with his fourfold field of knowledge: inner self, inner world, outer self, outer world, opposed two by two as determinants of experience, appearance, communication and science.

Continuar leyendo “METANOIA, CONTINUUM AND QUATERNITY”

Metanoia, continuo y cuaternidad

(Capítulo final, corregido y aumentado, del ensayo “Espíritu del Cuaternario” 

Dejemos por un momento la ciencia y volvamos a una perspectiva más general.

Fue probablemente en una reacción contra el idealismo intrínseco al símbolo trinitario que una serie de pensadores de estilo muy variado se volvió en el siglo XX, y especialmente tras la posguerra, hacia los esquemas cuaternarios como símbolos de la totalidad. Quizás fue Jung el primero en percibir la necesidad de este giro, seguido luego por autores tan conocidos como Heidegger con su cuaternidad tierra-cielo-celestes-mortales, o el Schumacher de la excelente “Guía para perplejos” con su cuádruple campo de conocimiento: yo interno, mundo interno, yo externo, mundo externo, opuestos dos a dos como determinantes de la experiencia, la apariencia, la comunicación y la ciencia.

Continuar leyendo “Metanoia, continuo y cuaternidad”

Realimentación biológica —modelos cuantitativos y cualitativos

En otra parte hemos especulado sobre la presencia de una fase geométrica o memoria de fase y el ciclo nasal bilateral, aprovechando cierta analogía entre la mecánica del sistema circulatorio y un campo gauge como el electromagnético [34], y teniendo en cuenta que las ecuaciones de Maxwell son un caso particular de las ecuaciones de fluidos. Sabido es que al poco de su descubrimiento la fase geométrica se generalizó más allá del caso adiabático o incluso el cíclico, y que hoy se estudia incluso en sistemas abiertos disipativos y en diversos casos de locomoción animal. La analogía puede ser pertinente a pesar de que, obviamente, el sistema respiratorio opera en fase gaseosa en vez de líquida, sin dejar por ello de estar acoplado con la circulación sanguínea.

Según V. D. Tsvetkov, la razón entre el tiempo de la sístole y la diástole en humanos y otros mamíferos promedia los mismos valores recíprocos de la razón áurea, y también la proporción entre la presión máxima sistólica y la mínima diastólica apunta a un valor relativo de 0.618/0.382. Aunque estos valores puedan ser arbitrariamente aproximados tendríamos aquí una excelente ocasión de contrastarlos mecánicamente y ver si realmente existe algún tipo de optimización subyacente, puesto que el tiempo sistólico ya se hace eco de la onda vascular refleja, y lo mismo ocurre con el tiempo de la diástole.

Continuar leyendo “Realimentación biológica —modelos cuantitativos y cualitativos”